Posts Tagged ‘ suecia ’

de V. Navarro: ¿Quiénes son los mercados?

En este artículo viene a decir que:

1. Los gobiernos intentan externalizar las responsabilidades por unas políticas altamente impopulares (reducir déficit y la deuda pública, los salarios, debilitar a sindicatos…) atribuyéndole la culpa a unos agentes externos: los mercados financieros.

2. Los “mercados financieros” son básicamente nuestras instituciones financieras (españolas y europeas. Principalmente los bancos, las compañías de seguros y los fondos especulativos españoles (el eje de lo que se llamaba antes la burguesía financiera, término abandonado en el lenguaje político-mediático actual por considerarlo “anticuado”) los que poseen casi la mitad de la deuda pública española. La mayoría de la otra mitad la poseen bancos, compañías de seguros y fondos especulativos europeos, gran número de ellos relacionados con los mismos fondos españoles. Sólo una mínima parte la poseen entidades financieras extranjeras (es decir, de fuera de la Unión Europea).

3. Estas entidades están controladas por menos del 0,1% de la población

4.Hay otra alternativa a la dependencia que los estados tienen de la banca privada. Ello no es cierto. El Estado puede generar recursos a base de, por ejemplo, incrementar, en lugar de bajar, los impuestos a la banca, a las rentas del capital y a las rentas superiores. Y el BCE, en lugar de dar dinero a la banca, se lo podría dar a los estados para comprar su deuda pública a los mismos intereses que se los da a la banca. Pero no lo hace, con lo cual el Estado tiene que pedir prestado a la banca. Un círculo virtuoso para la banca y desastroso para los estados.

Sigue leyendo

Anuncios

como la banca nos roba a través del BCE

[…] El problema con este BCE es que no actúa como un banco central, es decir, no compra los bonos públicos de los Estados miembros, ni tampoco presta dinero a los Estados. El famoso artículo 123 de su Reglamento lo dice muy claro. El BCE no podrá comprar deuda pública de los Estados. Éstos están totalmente desprotegidos. No pueden hacer nada frente a la especulación de los mercados financieros. Los que sí, en cambio, pueden pedir prestado dinero al BCE, son los bancos privados, y lo pueden conseguir a unos intereses bajísimos, al 1,25%. En cambio, los Estados tienen que pedir prestado dinero a los bancos, pagando unos intereses elevadísimos, incluso del 7% como es el caso de Italia (en España es el 6,5%). Este arreglo es una bonanza para los bancos privados. Consiguen dinero fácilmente del BCE y con ello compran bonos públicos que les producen una rentabilidad del 6% o del 7% de lo que compran. El BCE actúa de esta manera, privilegiando a los bancos privados sobre los Estados, transformando el BCE en un lobby de la banca.

“El Banco de España actúa como portavoz de la banca, no como su supervisor”

V. Navarro: El BCE, el lobby de la banca

de V. Navarro: El presidente Obama (y el presidente Zapatero) y sus asesores económicos

Suecia, a principios de los años ochenta había desregulado el sector financiero que predeciblemente llevó al desastre de la economía de aquel país. La banca se dedicó a la especulación, siendo el sector inmobiliario el más fértil y propicio para este tipo de comportamientos. Se creó, así como también ocurrió en España, una enorme burbuja inmobiliaria que, al explotar en 1991, creó una crisis financiera enorme. Tras dos años de intentar “salvar” a la banca mediante inyecciones de ayuda pública que sólo alargaron la resolución del problema, el gobierno sueco decidió nacionalizar la banca. Sigue leyendo