Posts Tagged ‘ M. Luz Esteban ’

Miserias parecidas

Necesidad de sentirse deseado frente a la insuficiencia de ese placer-necesidad

El amor le quita libertad pero le da comodidad. Berta. 290 Sigue leyendo

Heteronormatividad. Sexo-género.Antropología del amor romántico. M. Luz Esteban

La heteronormatividad funciona como una especie de confort público al permitir que los cuerpos ocupen espacios que ya tienen una forma concreta […] La heteronormatividad también se convierte en una especie de consuelo, uno se siente mejor al calor de enfrentarse a un mundo que ya ha asimilado. Ahmed 169

Es muy crítica con el término bisexualidad porque no acaba de romper con los planteamientos binarios. BEGOÑA. 319

Sigue leyendo

Emociones. Antropología del amor romántico. M. Luz Esteban

Emociones como discursos sobre problemas 154 (p.ej. ira ante injusticia, tristeza de la pérdida…)

Paul Ekman: hay un número determinado de emociones humanas básicas: miedo, alegría, enfado, tristeza, sorpresa y asco 154

No serían solo sentimientos sino articulaciones cognitivas, morales e ideológicas: pensamientos, formas de valoración encarnadas, representaciones y prácticas que involucran el cuerpo y se producen siempre en interacción o remiten a ella. 156

Discursos biologicistas y psicologicistas (154)… Emociones de dentro a afuera. Unidad psíquica y emocional en los seres humanos.

Deseo sexual dependiente de las hormonas sexuales (Helen Fisher)

Matrimonio. Antropología del amor romántico. M. Luz Esteban

MATRIMONIO

S.XX supuso la separación de la sexualidad/ fertilidad. También la vinculación de la sexualidad y el consumo 170

Stephanie Coontz, en su historia del matrimonio. Cómo el amor conquistó el mundo, considera que el hecho de que en los 50´y 60´del s. XX el ideal del matrimonio en Europa Occidental y Norteamérica estuviera constituido por un ama de casa a tiempo completo y un proveedor masculino, fue algo bastante excepcional y al mismo tiempo el momento culmen de un proceso de más de 150 años, en el que el matrimonio, primero –en el s. XIX-, se sentimentaliza, y después –en el s.XX, se sexualiza.

Sigue leyendo

Amor romántico o romanticismo. Antropología del amor romántico. M. Luz Esteban

Término que sería conveniente reservar para la particular tradición amorosa, social y científica desarrollada en Europa y Norteamérica en los últimos siglos [dentro de los cuales hay diferentes tipos de romanticismos]. Un tipo de ideología cultural, el romanticismo, que aunque ha adoptado formas diferentes  dependiendo de según que ámbitos, tiende aquí y ahora a enfatizar el amor por delante de otras facetas humanas, y subrayar el amor-pasión frente al resto; que incita a la búsqueda de la transcendencia, incluso de la felicidad, a través del amor, y se convierte así en la modernidad en un sustituto de la religión; que vincula la pasión a la tragedia y la muerte, y otorga el máximo valor a cualquier proceso amoroso que implique superar dificultades; que idealiza la realicen e hipertrofia la parafernalia amorosa. Una configuración emocional e identitaria, la romántica, que jerarquiza las distintas interacciones amorosas y donde el amor sexual o de pareja queda absolutamente encumbrado y entra en tensión con otros tipos de amores (como el materno-filial), lo que posibilita a su vez la consolidación de un determinado orden social, desigual.

Amor romántico (AR) solo occidental y moderno 75

Sigue leyendo

Relaciones. Antropología del amor romántico. M. Luz Esteban

La importancia que en el devenir de la vida parece tener, en nuestra sociedad al menos, haberse sentido o sentirse querida. 202

La gente tiene un rollo muy idílico de que la relación tiene que ir bien “porque cuando estás enamorada la relación funciona”. Pues no, sin trabajarla, para empezar, no. Segundo, «siempre tengo quehacer feliz a mi pareja, o mi pareja me tiene que hacer feliz a mí». Pues tampoco. «A mí pareja se lo tengo que contar todo». Pues tampoco. 354 ELISA.

Sigue leyendo

Sobre el amor, así, en general. Antropología del amor romántico. M. Luz Esteban

Con la perspectiva feminista aparece por primera vez en la historia de la humanidad el amor como algo que no es irremediable ni funciona como una avalancha que te arrastra y te arrasa la vida. Por primera vez aparece el amor como una experiencia en la que se puede intervenir, decidir, elegir, optar, características todas que tienen que ver con la libertad. Cuando es así, el amor se convierte en una experiencia en la que se puede negociar. Lagarde, Marcela: “Claves feministas para la negociación en el amor) 26

Algunas condiciones para una epistemología y una política del amor: relatarlo, descomponerlo y desvelarlo, performativizarlo y profanarlo, despojarlo de identidades genéricas alienadas y alienantes, reescribirlo, subvertirlo. 33

Sigue leyendo