Posts Tagged ‘ extrañamiento ’

Tres poemas. Zagajewski

Tu llamada telefónica

Tu llamada telefónica entró

mientras estaba escribiéndote una carta.

No me molestes mientras

hablo contigo, que nuestras dos

ausencias se cruzan

y uno de los amores se desgarra

como una venda. Sigue leyendo

Julio Cortázar: 62 Modelo Para Armar | Srdelapalisse

porque en algún momento ya no hay barco, todo es andén

vía Julio Cortázar: 62 Modelo Para Armar | Srdelapalisse.

“no puede ser que una vez más me ocurra ser el centro de esto que viene de otra parte, y quedarme a la vez como expulsado de lo más mío”.

Apenas intente analizar meteré todo en la consabida fiambrera reticular y lo falsearé insanablemente. A lo sumo puedo tratar de repetir en términos mentales esto que ha ocurrido en otra zona, procurando distinguir entre lo que formaba parte de ese brusco conglomerado por derecho propio y lo que otras asociaciones pudieron incorporarle parasitariamente. Pero en el fondo sé que todo es falso, que estoy ya lejos de lo que acaba de ocurrirme y que como tantas otras veces se resuelve en este inútil deseo de comprender, desatendiendo quizá el llamado o el signo oscuro de la cosa misma, el desasosiego en que me deja, la instantánea mostración de otro orden en el que irrumpen recuerdos, potencias y señales para formar una fulgurante unidad que se deshace en el mismo instante en que me arrasa y me arranca de mí mismo. Ahora todo eso no me ha dejado más que la curiosidad, el viejo tópico humano: descifrar. Y lo otro, la crispación en la boca del estómago, la oscura certidumbre de que por allí, no por esta simplificación dialéctica, empieza y sigue un camino. Claro que no basta, finalmente hay que pensar y entonces el análisis, la distinción entre lo que forma verdaderamente parte de ese instante fuera del tiempo y lo que las asociaciones le incorporan para atraerlo, para hacerlo más tuyo, ponerlo más de este lado. Y lo peor será cuando trates de contarlo a otros, porque siempre llega un momento en que hay que tratar de contarlo a un amigo, digamos a Polanco o a Calac, o a todos a la vez en la mesa del Cluny, esperando quizá vagamente que el hecho de contarlo desencadene otra vez el coágulo, le dé por fin un sentido.

vía Julio Cortázar: 62 Modelo Para Armar | Srdelapalisse.

—Sólo verán en el aire —dice Luder—. He puesto tanto empeño en construir el pedestal que ya no me quedaron fuerzas para levantar la estatua.

Dichos de Luder, de Julio Ramón Ribeyro.

descontexto.blogspot.com.es

Sigue leyendo

El infierno que habitamos

“Buscar y saber reconocer quién y qué, en medio del infierno, no es infierno, y hacerlo durar, y darle espacio” (Italo Calvino, Las ciudades invisibles)

Dicho en palabras de Italo Calvino, “el infierno de los vivos no es algo que será; hay uno, es aquel que existe ya aquí, el infierno que habitamos todos los días. Dos maneras hay de no sufrirlo. La primera es fácil para muchos: aceptar el infierno y volverse parte de él hasta el punto de no verlo más. La segunda es peligrosa y exige atención y aprendizaje continuos: buscar y saber reconocer quién y qué, en medio del infierno, no es infierno, y hacerlo durar, y darle espacio”.

vía El poder va por un lado y la realidad, por otro.

Un brindis por Kevin Ayers | Periódico Diagonal

Como dijo Joseph Heller de alguien: “Era un hombre hecho a sí mismo que no le debía a nadie su falta de éxito”.

vía Un brindis por Kevin Ayers | Periódico Diagonal.

Nlo: enrollarse sobre sí mismo

Concepto Nlo en la cultura Anlo-Ewe de Ghana, que es al mismo tiempo una postura física (un enrollarse sobre sí, identificable con la posición fetal) y una forma de melancolía. Un concepto que revela la historia de emigración de todo un pueblo, 300 años antes, una historia de persecución, una huida que les dejará exhaustos. Nlo refleja ese cansancio inmenso, pero es al mismo tiempo un estado anímico que expresa poder, fuerza, ya que se trata de un pueblo con influencia política en la actualidad. Habla de rencor pero también de respeto.

MARI LUZ ESTEBAN: Crítica del pensamiento amoroso. 468