Antonio Lozano. El caso Sankara

 

  • —He pensado algo para el nuevo nombre del país —sonrió Tom Sank. En los primeros días de la Revolución, había propuesto al CNR cambiar el nombre del país. Cuando llegaron los portugueses a esas tierras en el siglo XV, se adentraron desde el Golfo de Guinea por un río. Como debían regresar por el mismo camino, lo llamaron “río de la volta”. Con ese nombre se quedó, y los franceses, a semejanza de sus departamentos metropolitanos, dieron a aquella región el nombre de Alto Volta; como el río en su trayectoria se abre en dos, Volta rojo y Volta negro llamaron a cada uno de los cursos fluviales. Llegaban nuevos tiempos, y también el momento de enterrar el pasado y sus nombres. —Burkina Faso —dijo solemne el PF. Mariam y Blaise se miraron divertidos, interrogantes: —¡Claro! —exclamó Sankara—. Burkina, en moré: tierra; Faso, en diula: hombres íntegros. ¡La tierra de los hombres íntegros! ¿No es eso lo que queremos para nuestro país? Mariam y Blaise se contagiaron de su entusiasmo. —Las dos lenguas más importantes del país. Así todos se sentirán representados —dijo ella.
  • Cada organización era hegemónica, hacía de sus matices ideológicos una religión. Habían llegado al poder, no era cuestión de no ejercerlo.
  • El pueblo; esa era su gran obsesión. La palabra que volvía sin cesar en sus discursos, en todas sus intervenciones, en las reuniones del gobierno. —Vas a desgastar la palabra de tanto usarla —le dijo en una ocasión Mariam. —Únicamente si la pronuncio en vano —contestó

Sigue leyendo

El viaje es la fidelidad del sedentario, que afirma en todas partes sus hábitos y sus raíces e intenta engañar, con la movilidad en el espacio, la erosión del tiempo.

MAGRIS, Claudio: El Danubio, Anagrama, Barcelona, 2007

“Hay muchas maneras de vivir. Hay muchas maneras de morir. Pero eso no tiene ninguna importancia, al final sólo queda el desierto”

Murakami, Al sur de la frontera, al oeste del sol

La histeria siberiana

“¿No has oído hablar de la histeria siberiana? Era una enfermedad que sufrían los campesinos de Siberia. Imagínatelo: eres un campesino y vives solo en los páramos de Siberia. Trabajas la tierra un día tras otro. A tu alrededor, hasta donde alcanza la vista, no hay nada. El horizonte al norte; el horizonte al este; el horizonte al sur; el horizonte al oeste. Nada más. Todos los días, cuando el sol sube por el este, vas al campo a trabajar. Cuando alcanza el cénit, descansas y comes. Cuando se oculta tras el horizonte, al oeste, vuelves a casa y duermes.

Y eso, día tras día, año tras año. Y entonces, un día, algo muere dentro de ti. A fuerza de mirar, día tras día, cómo el sol se eleva por el este, cruza el cielo y se hunde por el oeste, algo, dentro de ti, se quiebra y muere. Y tú arrojas el arado al suelo y, con la mente en blanco, emprendes el camino hacia el oeste. Hacia el oeste del sol. Y sigues andando como un poseso, día tras día, sin comer ni beber, hasta que te derrumbas y mueres. Esto es lo que se llama histeria siberiana.”

Murakami, Al sur de la frontera, al oeste del sol

¿Vacunas contra la posverdad? Técnicas desinformación y conspiranóicas

dos técnicas clásicas de desinformación, que denominan “false balance” (digamos, equilibrio falso) y “fake experts” (expertos falsos). Ya saben cómo funciona la primera técnica: es la que se aplica en los debates de este tipo:

– “Las redes arden y la comunidad científica está dividida: ¿es la Tierra plana o redonda? Para analizar esta cuestión tenemos aquí a representantes de las dos posturas. Por un lado, el Profesor K. Limero, Catedrático de Física en la Universidad de Oxford. Buenos días, Profesor. Por el otro, el experto conocido como Calvius, youtuber de éxito y autor del blog “Despierta y abraza tu verdad”. Comenzamos con este último…

– “En cuanto a la segunda, sería algo así:- “Más de cien figuras relevantes del mundo de la ciencia y la cultura han presentado hoy el manifiesto “Por un reconocimiento global de la planitud de la Tierra”. Entre ellos, Robert Kennedy Jr., Robert de Niro, Jim Carrey y la estrella televisiva Donald Trump.”

Origen: ¿Vacunas contra la posverdad? | Cuantos completos | SciLogs | Investigación y Ciencia

Resistencias íntimas

Evitemos buscar siempre lo extraordinario, admirémonos de lo simple y llano y aprendamos a apreciarlo porque desde cierto punto de vista es lo más sublime de todo”. ¿Es una crítica al romanticismo, que valora lo heroico, lo extremo, lo insólito?
R. Sí que hay un contraste con ciertos planteamientos románticos. Pero mi referente más cercano sería el del existencialismo o el de algunas divulgaciones del existencialismo, en las cuales se ha puesto demasiado énfasis en la idea de proyecto y por lo tanto de la realización personal y de éxito. Se insiste en que la vida es proyecto y, por tanto, se busca una realización, una expansión, una cierta aventura, lo nuevo, lo especial, lo singular. Y, desde luego, el éxito, conseguir lo que uno se propone. Frente a ello me parece muy necesario reivindicar la profundidad del gesto cotidiano. Hay cosas que no por repetirse son banales. En lo cotidiano hay mucha sedimentación, hay una riqueza que no puede menospreciarse…

JOSEP MARÍA ESQUIROL ‘La resistencia íntima

http://cultura.elpais.com/cultura/2015/04/22/actualidad/1429699673_245037.html

Matar a un Niño. Stig Dagerman

 

Es un día suave y el sol esta oblicuo sobre la llanura. Pronto sonarán las campanas, porque es domingo. Entre dos campos de centeno, dos jóvenes han hallado una senda por la que nunca fueron antes, y en los 3 pueblos de la planicie resplandecen los vidrios de las ventanas. Algunos hombres se afeitan frente a los espejos en las mesas de las cocinas, las mujeres cortan pan para el café, canturreando, y los niños están sentados en el suelo y abrochan sus blusas. Es la mañana feliz de un día desgraciado, porque este día un niño será muerto, en el tercer pueblo, por un hombre feliz. Todavía el niño está sentado en el suelo y abrocha su camisa, y el hombre que se afeita dice que hoy harán un paseo en bote por el riachuelo, y la mujer canturrea y coloca el pan, recién cortado, en un plato azul.

Sigue leyendo