Doce acciones inspiradoras para burlar la nueva Ley de Seguridad Ciudadana

Doce acciones inspiradoras para burlar la nueva Ley de Seguridad Ciudadana

vía Doce acciones inspiradoras para burlar la nueva Ley de Seguridad Ciudadana.

 

 

parecido al Reflectocubo es el martillo que se ha utilizado contra las barreras policiacas de las cumbres del Clima, acá fotos del COP16 en Cancún en 2010:


Anuncios

YIPPIES!

LA CLAVE PARA ORGANIZAR UNA SOCIEDAD ALTERNATIVA ES ORGANIZAR A LA GENTE TENIENDO EN CUENTA LO QUE PUEDE HACER Y SOBRE TODO LO QUE QUIERE HACER.

Porque la potencia de de la política yippie no consistía solo en un repertorio táctico herramientas de más o menos originales o creativas, sino en la idea-fuerza que vehiculaba cada una de ellas: la guerra entre mundos. Amérika y la sociedad alternativa, el Festival de la Vida y la Convención de la Muerte, el viejo mundo y el nuevo mundo, la sociedad oficial y las mil experiencias comunitarias que proliferaban en sus márgenes.

Los yippies se autoproclaman vanguardia del enfrentamiento entre mundos. Una vanguardia delirante porque se opone mediante el absurdo a la «racionalidad» de un sistema que baña a los niños vietnamitas en napalm. Una vanguardia política, pero también estética, erótica o sensible. Cada una de sus intervenciones busca dividir el mundo en dos y trasladar la polarización al interior mismo de cada persona. La guerra entre mundos se libra sobre todo en el desgarro más íntimo entre lo que cada cual es y lo que quiere/puede ser. Los yippies apuntan a esa contradicción y pretenden hacerla estallar sacudiendo el deseo social mediante imágenes. Entre los dos mundos hay que decidirse, porque la existencia de uno pasa por la total destrucción del otro. 311

Sigue leyendo

Equipo de Investigación y el periodismo basura

Como he dicho en otras ocasiones, se llama “etapa prelegislativa” a aquella fase en la que se procura mostrar públicamente la aparición de una disfunción social que merece una reforma legal. Esa disfunción puede ser real o ficticia. Como dice Díez Ripollés “la frecuencia con que en el ámbito político-criminal se trabaja con disfunciones sociales aparentes, esto es, con representaciones de la realidad social desacreditadas por los datos empírico sociales, no debería subestimarse”. Estamos justo en esa etapa. La reforma del Código Penal impulsada por Gallardón y la reforma de la Ley de Propiedad Intelectual son un cañón de tal calibre que necesitan un enemigo temible que lo haga justificable. Solo convenciendo a los ciudadanos de que el enemigo acecha y de que es poderoso se conseguirá que consientan ceder parte de sus derechos y de su seguridad jurídica para combatirlo.

vía Equipo de Investigación y el periodismo basura.

Agronegocio y acaparamiento de tierras

Los datos de 2016 muestran acaparamientos a gran escala que han ocurrido durante la última década.

La expansión del agronegocio es el objetivo principal aunque la búsqueda de la seguridad alimentaria, sin embargo, no ha desaparecido completamente de la justificación del acaparamiento de tierras (que se traduce principalmente en apoyo para sus corporaciones nacionales y asegurando el control sobre las rutas comerciales)

Sigue leyendo

Crítica a la bioneuroemoción

La Bioneuroemoción ofrece la salvación, la sanación, la omnipotencia. Cuando una persona se encuentra en una situación vulnerable, el que le hagan creer que puede modificar esa situación simplemente cambiando el modo de verla es muy reconfortante. A veces, esta puede ser, ciertamente, una solución, pero raramente lo es cuando la persona está enferma. Y en Bioneuroemoción hay demasiados enfermos.

El mensaje que ofrece la Bioneuroemoción es moldeable por cada persona hasta ajustarlo a sus preferencias, pero tiene un problema: es contrario a la realidad, lo aleja a uno de ella. La consecuencia es que, al toparse de bruces con el día a día, el mensaje se pierde y la gente vuelve a sentirse mal, con lo que las charlas y cursos se hacen adictivos. Equivale a tomar drogas, vivir en las nubes unas horas, y bajar de nuevo. Si te ha gustado mucho el paseo, repetirás, pero ¿a qué precio?

[…]

También se juega enormemente con el punto muy vulnerable de la prognosis en los casos terminales de cáncer; si un médico le había diagnosticado unos meses de vida a un paciente, usan a su favor que después de ese tiempo el paciente siga con vida. Existen estudios[39] que dejan en relieve problemas de sobrediagnóstico y una mala estimación de la supervivencia de pacientes en aproximadamente un 80% de los casos. Enric Corbera ridiculiza al médico subrayando que, para él, es un milagro, como si no supiera de esa problemática o de las dispares evoluciones de los pacientes oncológicos. Además, hace creer al paciente que sigue con vida tras la fatídica fecha señalada por su médico gracias a la Bioneuroemoción y, haciéndole difundir este punto de vista a otras víctimas en ese estado vulnerable, consigue el más potente reclamo.

#bioneuroemoción
https://t.co/TOO1CVHniO https://t.co/h5i3TD5I1T

Y tú ¿por qué eres negro?

No sabría decir, no tengo una recuerdo de una toma de conciencia. Sí que recuerdo mi posicionamiento claro, con 6 y 7 años, con losLakers de Magic ante los Celtics de Bird, o con la Holanda de Gullitante la España de Butragueño. Pero creo que soy plenamente consciente de que soy negro cuando voy al colegio y “los otros” me lo dicen, cuando de adolescente dejo de ser mono y me convierto en sospechoso para la policía, cuando no me dejan entrar en bares porque “aquí no entran negros”, o cuando mi novia no me quiere presentar a sus padres porque su madre le ha dicho que no quiere “nietecitos negros”. Podría decir, “eh, no, que yo soy mulato”, pero me parece una falta de respeto a los otros negros y hasta un poco absurdo.

En el otro lado hay un recuerdo imborrable, el de la primera vez que un negro, de pantone muy oscuro, me saluda por la calle sin motivo aparente. Fue un shock,un reconocimiento. Desde entonces me ha ocurrido muchas veces, y en ocasiones soy yo el que saluda primero. Digamos que hay como una intuición propia, de búsqueda de referencias infantiles, y una definición posterior por parte de otros.

Rubén H. Bermúdez Sigue leyendo

Carson McCullers: La balada del café triste

  • Pasaron cuatro años. No nos detendremos en ellos, porque fueron iguales unos a otros. Hubo grandes cambios, pero se produjeron poco a poco y por sus pasos: cada paso tiene poca importancia.
  • —«Dijo la mosca en la rueda del carro: ¡Qué polvareda vamos levantando!»

Sigue leyendo