Aforismos de Ernesto Esteban Etchenique(por Roberto Fontanarrosa) | Salvajes Palabras (A medio hacer, ni crudos ni cocidos, bipolares capaces de cabalgar el huracán.)

Aforismos de Ernesto Esteban Etchenique.

El perro es perro. Y no lo sabe.

Mientras más sé, menos sé. No sé.

¡Já! ¡Qué estúpida es la astucia!

Quiso ser eterno. Y fue técnico electricista.

La mentira se ríe de la verdad. Pero su risa es falsa.

Escupir hacia arriba, sin mancharse uno mismo. ¡He ahí la verdadera ciencia!

No juzgar a los hombres por sus actos. Condenarlos.

El necio no sabrá apreciar ni el sabor de una flor ni el olor de una fruta.

Decimos: “Haz como la hormiga, que trabaja todo el día.” ¡No sabemos cuan jóvenes mueren!

El árbol se ríe del hacha. Así le va.

Si todos los hombres del mundo se tomasen de las manos… ¡Cuán larga sería esa fila!

Alegra ver caer las gotas de lluvia. Pero ellas se destrozan contra el suelo.

Piensa un minuto y serás justo. Piensa una hora y se te ha­rá tarde.

Quieres vivir todos los días. Ya aburres.

¿Acaso el Universo no es de todos? ¿Qué esperas para arrancar un tomate?

La paciencia, espera. La virtud, observa. El pato, parpa.

Se puede hacer una armadura con papel. Pero no te pelees.

El aire está en todas partes y nadie le dice nada.

Todo lo que puede depararte la vida, de ahora en más, es basura.

El hijo dela Sabiduríay el Honor, ya camina.

Llamamos flor a la flor, pero la flor no sería flor, si fuera la flor por nosotros llamada.

Si un hombre es pobre de espíritu, sucio, ruin y malolien­te, no valen por él ni estas líneas.

La virtud del virtuoso, la envidia el oso.

El fruto de la codicia es amargo. Pero no hay otra cosa.

El oído quisiera ver y el ojo, oír. ¿Quién los entiende?

Todo aquel es quien pudiera no haber sido, de serlo antes.

La perfección es obsesiva. Y eso es un defecto.

El sabio, en su sabiduría, no ve el alud que lo sepulta.

También el rudo buey fue débil cordero.

Una vida más larga… ¿Acortaríala Muerte?

Amigos son los huevos, que están en el mismo nido y nun­ca se regañan.

Me descalcé en la oscuridad. Y pisé algo.

No es el pañuelo quien se engripa.

No intentes demostrarme tu escepticismo. Yo no te creo.

No es más ágil el atleta que quien se cae de un árbol.

No te mueras nunca.

El muerto se ríe del degollado. Y éste, de su trabajo.

La maza castiga el yunque. Algo habrá hecho.

Haz como el beduino, que arma su tienda y no se queja.

Si tu mejor amigo te incrusta un puñal en la espalda… desconfía de su amistad.

Libro: Nada del otro mundo y otros cuentos

Autor: ROBERTO FONTANARROSA

 

Aforismos de Ernesto Esteban Etchenique.El perro es perro. Y no lo sabe.Mientras más sé, menos sé. No sé.¡Já! ¡Qué estúpida es la astucia!Quiso ser eterno. Y fue técnico electricista.La mentira se ríe de la verdad. Pero su risa es falsa.Escupir hacia arriba, sin mancharse uno mismo. ¡He ahí la verdadera ciencia!No juzgar a los hombres por sus actos. Condenarlos.El necio no sabrá apreciar ni el sabor de una flor ni el olor de una fruta.Decimos: “Haz como la hormiga, que trabaja todo el día.” ¡No sabemos cuan jóvenes mueren!El árbol se ríe del hacha. Así le va.Si todos los hombres del mundo se tomasen de las manos… ¡Cuán larga sería esa fila!Alegra ver caer las gotas de lluvia. Pero ellas se destrozan contra el suelo.Piensa un minuto y serás justo. Piensa una hora y se te ha­rá tarde.Quieres vivir todos los días. Ya aburres.¿Acaso el Universo no es de todos? ¿Qué esperas para arrancar un tomate?La paciencia, espera. La virtud, observa. El pato, parpa.Se puede hacer una armadura con papel. Pero no te pelees.El aire está en todas partes y nadie le dice nada.Todo lo que puede depararte la vida, de ahora en más, es basura.El hijo dela Sabiduríay el Honor, ya camina.Llamamos flor a la flor, pero la flor no sería flor, si fuera la flor por nosotros llamada.Si un hombre es pobre de espíritu, sucio, ruin y malolien­te, no valen por él ni estas líneas.La virtud del virtuoso, la envidia el oso.El fruto de la codicia es amargo. Pero no hay otra cosa.El oído quisiera ver y el ojo, oír. ¿Quién los entiende?Todo aquel es quien pudiera no haber sido, de serlo antes.La perfección es obsesiva. Y eso es un defecto.El sabio, en su sabiduría, no ve el alud que lo sepulta.También el rudo buey fue débil cordero.Una vida más larga… ¿Acortaríala Muerte?Amigos son los huevos, que están en el mismo nido y nun­ca se regañan.Me descalcé en la oscuridad. Y pisé algo.No es el pañuelo quien se engripa.No intentes demostrarme tu escepticismo. Yo no te creo.No es más ágil el atleta que quien se cae de un árbol.No te mueras nunca.El muerto se ríe del degollado. Y éste, de su trabajo.La maza castiga el yunque. Algo habrá hecho.Haz como el beduino, que arma su tienda y no se queja.Si tu mejor amigo te incrusta un puñal en la espalda… desconfía de su amistad.Libro: Nada del otro mundo y otros cuentosAutor: ROBERTO FONTANARROSA

Origen: Aforismos de Ernesto Esteban Etchenique(por Roberto Fontanarrosa) | Salvajes Palabras (A medio hacer, ni crudos ni cocidos, bipolares capaces de cabalgar el huracán.)

Anuncios

Inmolación progresiva de la autoridad

Toda educación racional no es en el fondo más que la inmolación progresiva de la autoridad en beneficio de la libertad. La aspiración final de la educación reside en el desarrollo de los hombres libres imbuidos por un sentimiento de respeto y amor hacia la libertad de los demás.
http://www.portaloaca.com/pensamiento-libertario/textos-sobre-anarquismo/10074-educacion-e-instruccion-mijail-bakunin.html

Flores Magón: La patria no es del pueblo.

La patria, proletarios, es algo que no es nuestro, y, por lo mismo, en nada nos beneficia. La patria es de los burgueses, y, por eso, a ellos únicamente beneficia. La patria fue inventada por la clase parasitaria, por la clase que vive sin trabajar, para tener divididos a los trabajadores en nacionalidades y evitar, o al menos entorpacer por ese medio su unión en una sola organización mundial que diera por tierra el viejo sistema que nos oprime.

El pobre no tiene patria porque nada tiene, a no ser su mísera existencia. Son los burgueses los únicos que pueden decir: esta es mi patria, porque ellos son los dueños de todo. Los pobres son el ganado encerrado en los grandes corrales llamados naciones, y ¡oh, ironía! a ese ganado se le obliga a defender la patria, esto es, la propiedad de los burgueses, y al caer por millares en los campos de batalla donde se deciden vulgares querellas de patrias de la política, gritan los jefes: Todo por la Patria.

Basta de comedias, hermanos proletarios. Cualquiera que sea la bandería política por la cual empuñáis las armas, recordad que siempre habéis sido la carne de cañón sacrificada en aras de esa cosa que no existe para vosotros: la patria. ¡Basta de farsas! Matad a Huerta, a Carranza, a Villa, a todo aquel que os hable de patria, de ley, de gobierno paternal, y, como hombres, aprovechad los fusiles que tenéis en las manos para arrebatar del rico la tierra, las casas, las minas, los barcos, los ferrocarriles, haciendo de todo ello propiedad común para que lo aprovechen por igual hombres y mujeres.

(De Regeneración, N° 185 del 18 de abril de 1914

http://tierranarquista.blogspot.in/2012/09/ricardo-flores-magon-la-patria-no-es.html?m=1

Proporciones y representación. El verdadero tamaño de África

https://www.economist.com/blogs/dailychart/2010/11/cartography

Sobre el término fascismo para nombrar la nueva derecha

la izquierda institucional-reformista abrió las puertas al fascismo por haber escogido servir al capitalismo financiero y por aplicar las reformas neoliberales.

, la mayor parte de los análisis sobre el fascismo encontraron un vínculo directo entre la necesidad de eliminar un obstáculo que amenazaba la acumulación de capital, aunque para ello fuera necesario destruir lo que quedaba de la democracia parlamentaria liberal. Desde esta perspectiva, el fascismo fue la solución que impuso la clase dominante frente al desafío planteado por la clase obrera bien organizada. Pero hoy, como afirma Toscano, no estamos en presencia de algo que se asemeje a las condiciones de los años 1922-1933 en Europa. En la actualidad no hay nada en el mundo que se parezca a una amenaza de una clase trabajadora bien organizada en contra de la hegemonía del capital. Y por lo tanto, no se justifica la analogía de una presidencia enferma como la de Trump con la historia del fascismo.

Sí es cierto que el ritmo de acumulación de capital se ha frenado (y por eso los economistas del establishment hablan de estancamiento secular). Pero los obstáculos no provienen de una clase obrera militante y bien organizada, sino de factores como el dominio del capital financiero, la sobreproducción, la desigualdad creciente y su corolario, la debilidad crónica de la demanda efectiva. Por ningún lugar asoma la cabeza algo que se parezca a las contra-instituciones que la clase obrera podría poner en pie para asegurar la transición a otro tipo de relaciones económicas.

Entonces ¿cómo dar cuenta de los rasgos fascistoides que marcan la presidencia de Trump y los movimientos de extrema derecha en Europa? Para intentar responder Toscano se refiere a los análisis sobre el fascismo que van desde Ernst Bloch y la Escuela de Frankfurt, hasta las intuiciones de Georges Bataille y de Pier Paolo Pasolini. Esas reflexiones son ciertamente muy relevantes. Pero desde mi perspectiva no justifican dejar de lado el papel que ha jugado una izquierda institucional, cada vez más timorata y preocupada por ganar más votos que por realizar un trabajo político relevante.


http://www.sinpermiso.info/textos/fascismo-tardio-los-limites-de-la-analogia

Anarquismo de barrio y guetos 

El discurso anti-gueto es a veces tan moralista como el pro-gueto, olvida que la militancia es también un proceso personal y que las compas que empiezan a implicarse deben probar distintas alternativas antes de encontrar la propia. Todas pasamos por nuestra propia etapa de creyentes. Si todo va bien será algo pasajero, pero si te fuerzan a base de censuras y reproches te puede durar toda la vida. El gueto es una deriva improductiva y que aspira a la automarginación y a la cultura del fracaso.
El anarquismo de barrio no está pensado para anarquistas que quieran evangelizar a los pobres. Está pensado para pobres en disposición de generar anarquía. La línea divisoria entre militantes y receptores de dicha militancia debe morir en el anarquismo de barrio. Son vecinas defendiendo el barrio, pobres combatiendo la pobreza, somos nosotras resolviendo nuestros propios problemas.

Inmanencia

La inmanencia es el ente intrínseco de un cuerpo; en filosofía se califica a toda aquella actividad como inmanente a un ser cuando la acción perdura en su interior, cuando tiene su fin dentro del mismo ser. Se opone por lo tanto a trascendencia.

Así, Agustín de Hipona pudo decir que la inmanencia es, precisamente, la propiedad por la que una determinada realidad permanece como cerrada en sí misma, agotando en ella todo su ser y su actuar.