Archive for the ‘ Uncategorized ’ Category

Ser pobre. John Scalzi

Extractos:

Ser pobre es saber exáctamente el precio de todo.

Ser pobre es tener que vivir con las consecuencias de decisiones que no sabías que estabas tomando cuando tenías 14 años.

Ser pobre es tener la esperanza de que deje de dolerte una muela.

Ser pobre es saber que no te puedes dejar 5 dólares encima de la mesa cuando vienen tus amigos.

Ser pobre es saber que trabajas tanto y tan duro como cualquiera. Ser pobre es que la gente se sorprenda al darse cuenta de que no eres idiota. Ser pobre es que la gente se sorprenda al darse cuenta de que no eres un vago.

Ser pobre es cansarte de que la gente quiera que estés agradecido. Ser pobre es saber que te juzgan.

Sigue leyendo

Los Amigos de Marge. Poema en quince tweets. Raphael Bob-Waksberg

¿Quiénes son los amigos de Marge? ¿Acaso Helen Alegría? ¿Sarah

Górgory? ¿Agnes Skinner? Sigue leyendo

John Yeoman y Quentin Blake, La rebelión de las lavanderas , un libro publicado originalmente en 1979. La edición que yo tengo es de hace casi veinte años (1994), 

http://entusiasco.blogspot.co.id/2016/11/la-rebelion-de-las-lavanderas-j-yeoman.html?m=1

La mente del pulpo | Antropológica Mente | SciLogs | Investigación y Ciencia

Lo que hacemos con cada innovación tecnológica, al fin y al cabo, es aliviar al cerebro de algunas tareas, y potenciar con elementos externos al cuerpo nuestras capacidades cognitivas. Repartimos entre orgánico e inorgánico, entre fuera y dentro. Quitamos responsabilidades al cerebro, y las exportamos a componentes extraneurales , diseñados adrede para amplificar nuestras potencialidades. Con cada innovación tecnológica perdemos capacidades cerebrales y adquirimos capacidades mentales . El cerebro sigue ordenando, y quizá centralizando, un proceso que va mucho más allá de nuestro cráneo, y que necesita de nuestro cuerpo y de nuestra tecnología. Resulta absurdo pensar que esto es contranatural, cuando se basa precisamente en la clave evolutiva de nuestros particulares rasgos cognitivos: la posibilidad de extender nuestra capacidad mental involucrando elementos externos. De hecho, nuestros cerebros parecen ser mucho más plásticos que los de los otros primates, y esa misma

plasticidad cerebral (la capacidad de responder al cambio) podría constituir una adaptación específica de nuestra especie. Es decir, la evolución podría haber seleccionado no un carácter físico u otro de nuestro cerebro, sino en general la capacidad de amoldarse a nuevos estímulos. Cuando este nuevo estímulo se llama tecnología y sirve precisamente para ampliar las capacidades cognitivas, está claro que se activa un proceso por el que nuestra mente amplía sus confines delegando en los apéndices extracorporales tareas cognitivas cada vez más complejas, que sustentan procesos mucho más elaborados que los que puede sostener el cerebro solo.
http://www.investigacionyciencia.es/blogs/medicina-y-biologia/80/posts/la-mente-del-pulpo-15450?utm_source=boletin&utm_medium=email&utm_campaign=Del+8+al+14+de+julio

Los justos. Borges

Los justos

Un hombre que cultiva su jardín, como quería Voltaire.

El que agradece que en la tierra haya música.

El que descubre con placer una etimología.

Dos empleados que en un café del Sur juegan un silencioso ajedrez.

El ceramista que premedita un color y una forma.

El tipógrafo que compone bien esta página, que tal vez no le agrada.

Una mujer y un hombre que leen los tercetos finales de cierto canto.

El que acaricia a un animal dormido.

El que justifica o quiere justificar un mal que le han hecho.

El que agradece que en la tierra haya Stevenson.

El que prefiere que los otros tengan razón.

Esas personas, que se ignoran, están salvando el mundo.

La cifra, 1981
https://www.poeticous.com/borges/los-justos?locale=es

Mente y tecnología

Las teorías sobre extensión cognitiva proponen que nuestra mente, en lugar de ser un producto del cerebro, es un proceso que nace de la integración entre cerebro, cuerpo y ambiente, y en nuestro caso ambiente quiere decir también cultura, sobre todo cultura material. 

Lo que hacemos con cada innovación tecnológica, al fin y al cabo, es aliviar al cerebro de algunas tareas, y potenciar con elementos externos al cuerpo nuestras capacidades cognitivas. Repartimos entre orgánico e inorgánico, entre fuera y dentro. Quitamos responsabilidades al cerebro, y las exportamos a componentes extraneurales , diseñados adrede para amplificar nuestras potencialidades. Con cada innovación tecnológica perdemos capacidades cerebrales y adquirimos capacidades mentales . El cerebro sigue ordenando, y quizá centralizando, un proceso que va mucho más allá de nuestro cráneo, y que necesita de nuestro cuerpo y de nuestra tecnología. Resulta absurdo pensar que esto es contranatural, cuando se basa precisamente en la clave evolutiva de nuestros particulares rasgos cognitivos: la posibilidad de extender nuestra capacidad mental involucrando elementos externos. De hecho, nuestros cerebros parecen ser mucho más plásticos que los de los otros primates, y esa misma plasticidad cerebral (la capacidad de responder al cambio) podría constituir una adaptación específica de nuestra especie. Es decir, la evolución podría haber seleccionado no un carácter físico u otro de nuestro cerebro, sino en general la capacidad de amoldarse a nuevos estímulos. Cuando este nuevo estímulo se llama tecnología y sirve precisamente para ampliar las capacidades cognitivas, está claro que se activa un proceso por el que nuestra mente amplía sus confines delegando en los apéndices extracorporales tareas cognitivas cada vez más complejas, que sustentan procesos mucho más elaborados que los que puede sostener el cerebro solo.

http://www.investigacionyciencia.es/blogs/medicina-y-biologia/80/posts/la-mente-del-pulpo-15450?utm_source=boletin&utm_medium=email&utm_campaign=Del+8+al+14+de+julio

cognición motivada

El tema es conocido por la psicología, ya Lord y su equipo en 1979 identificaron el efecto. Según su teoría asimilamos mejor la información que se ajusta a nuestros parámetros iniciales. De esta manaera al presentarnos información nueva, tomamos por más convicente la congruente con nuestra teoría previa. Se da un proceso de cognición motivada, vamos edificando nuestras creencias sobre los pilares previos. Así con el tema de las vacunas, aquellos con alta preocupación por el tema generaron contraargumentos para mantener su idea previa.

http://rasgolatente.es/antivacunas-equivocados-pero-no-estupidos/