Archive for the ‘ Subrayados completos ’ Category

Nellie Campobello. Cartucho

  • A Mamá, que me regaló cuentos verdaderos en un país donde se fabrican leyendas y donde la gente vive adormecida de dolor oyéndolas.
  • se funden —sin solución de continuidad la singularidad autobiográfica, el anonimato popular, la relación histórica, la transparencia literaria, la crónica familiar.
  • hundir la historia —la macrohistoria— en las minucias, en los rincones, en la anonimia, en los sobreentendidos,
  • Nos decía: «No saquen la cabeza, muchachos; no se buygan y tiren a la cabeza de los changos. Son las mejores balas. No se duerman, no se cansen, no ven que todo es querer y las cosas suceden. Siempre un hombre puede pelear con muchos, pero acuérdense, a la cabeza hay que tirar».

Sigue leyendo

Anuncios

Lina Meruane: Volverse Palestina

  • volveres prestados
    Regresar. Ese es el verbo que me asalta cada vez que pienso en la posibilidad de Palestina. Me digo: no sería un volver sino apenas un visitar una tierra en la que nunca estuve, de la que no tengo ni una sola imagen propia. Lo palestino ha sido siempre para mí un rumor de fondo, un relato al que se acude para salvar un origen compartido de la extinción. No sería un regreso mío, repito. Sería un regreso prestado, en el lugar de otro. De mi abuelo, acaso. De mi padre. Pero mi padre no ha querido poner pie en esas tierras ocupadas.
  • en Chile vive la mayor comunidad palestina fuera del mundo árabe.
    Que los primeros palestinos inmigraron desde cuatro ciudades cristianas de Cisjordania. Que a Chile siguen llegando los suyos, sólo que ahora vienen en calidad de refugiados. Que los últimos en llegar venían de Iraq. Ahora son todos musulmanes, como usted, le digo. Y le digo además que aunque la comunidad es fuerte yo fui criada como una chilena común y corriente.

Sigue leyendo

Fatema Mernissi: Sueños en el umbral

  • –Tienes que aprender a gritar y a protestar, del mismo modo que has aprendido a caminar y hablar. Llorar cuando te ofenden es como pedir más. A mi madre le preocupaba tanto la idea de que con los años me convirtiera en una mujer sumisa que en las vacaciones de verano consultó a la abuela Yasmina, conocida por no tener igual a la hora de organizar enfrentamientos. La abuela le aconsejó que dejara de compararme con Samir y que me animara a proteger a los niños más pequeños. –Hay muchas formas de crear un carácter fuerte -dijo-. Una de ellas es fomentar la capacidad de responsabilizarse de otros.
  • Separaba el harén de las mujeres de cuanto varón extraño se paseara por la calle. (El honor y el prestigio de mi tío y de mi padre dependían de aquella separación, nos decían.) Los niños podían salir siempre que los padres les diesen permiso, pero las mujeres adultas no.
  • las preguntas no se hacen necesariamente para recibir respuestas. Uno pregunta sólo para comprender qué le ocurre.
  • O sea que alguien podía gozar de mucho poder y aun así ser prisionero de una frontera.
  • A menudo las primeras noches que pasaba en la granja de Yasmina no podía conciliar el sueño, porque allí las fronteras no eran lo bastante definidas.

Sigue leyendo

Franz Kafka: El Castillo

  • Allí yacieron, pero no tan entregados como la noche anterior. Ella buscaba algo y él buscaba algo, furiosos, dibujándose extrañas muecas en sus rostros; buscaban horadando el pecho del otro con la cabeza, y sus abrazos y sus cuerpos violentamente entrelazados no les hacían olvidar, sino que les recordaban el deber de buscar; como perros desesperados que escarban en el suelo, así escarbaban en sus cuerpos e, irremediablemente decepcionados, para sacar algún resto más de felicidad, deslizaron sus lenguas por el rostro ajeno. Sólo el cansancio logró calmarlos y que se mostrasen mutuamente agradecidos.
  • ¿Qué teme entonces? ¿Acaso teme que al ignorante le parece todo posible?
  • ¿no le aburre la historia? —No, nada de eso —dijo K—, me divierte. A eso contestó el alcalde: —No se la cuento para su diversión. —Sólo me divierte —dijo K— porque me deja entrever la ridícula confusión que, bajo determinadas circunstancias, puede decidir sobre la existencia de un hombre.

Sigue leyendo

Carlos Fuentes: Aura

 

  • Caes en ese sopor, caes hasta el fondo de ese sueño que es tu única salida, tu única negativa a la locura.
  • DUERMES CANSADO, INSATISFECHO. Ya en el sueño sentiste esa vaga melancolía, esa opresión en el diafragma, esa tristeza que no se deja apresar por tu imaginación.
  • en la soledad,
  • —mientras más pienses en ella, más tuya la harás, no sólo porque piensas en su belleza y la deseas, sino porque ahora la deseas para liberarla: habrás encontrado una razón moral para tu deseo; te sentirás inocente y satisfecho—
  • cumpliendo su oficio de aire

FINAL:

  • —Volverá, Felipe, la traeremos juntos. Deja que recupere fuerzas y la haré regresar…

    – Subrayado en la página 19 | Pos. 291-93  | Añadido el domingo 14 de enero de 2018 19H21′ GMT+01:59

Javier Cercas: El móvil

 

  • Sospechaba que leer es un acto de índole informativa; lo verdaderamente literario es releer.
  • aceptaba que toda creación consta de un uno por ciento de inspiración y un noventa y nueve por ciento de transpiración.
  • el arte no avanza ni retrocede: el arte sucede.
  • No lo sabía con seguridad, pero maliciaba que rondaría los ochenta años.
  • con cierta deferencia,
  • satisfacciones nimias
  • florida retórica autoexculpatoria

    – Subrayado en la página 4 | Pos. 60-62  | Añadido el sábado 13 de enero de 2018 20H29′ GMT+01:59

Shafak: El arquitecto del universo

 

De una mirada te amé con un millar de corazones. … Que los fanáticos crean que el amor es pecaminoso. No importa, déjame arder en el fuego infernal de ese pecado. MIHRI HATUN, poeta otomana del siglo XVI

Si no sabes cómo manejar la respuesta, no preguntes —replicó Balaban.

No es posible andar en línea recta cuando el camino es sinuoso.

Somos mortales. Las decisiones son ovejas; los hábitos, el pastor.

Ojalá pudiera mirar atrás y decir que he aprendido a amar tanto como he amado aprender.

que siempre hacía preguntas —¿Por qué es eso así? ¿Cómo se hace ese trabajo?—, aunque apenas escuchaba las respuestas. Sigue leyendo

Anuncios