La histeria siberiana

“¿No has oído hablar de la histeria siberiana? Era una enfermedad que sufrían los campesinos de Siberia. Imagínatelo: eres un campesino y vives solo en los páramos de Siberia. Trabajas la tierra un día tras otro. A tu alrededor, hasta donde alcanza la vista, no hay nada. El horizonte al norte; el horizonte al este; el horizonte al sur; el horizonte al oeste. Nada más. Todos los días, cuando el sol sube por el este, vas al campo a trabajar. Cuando alcanza el cénit, descansas y comes. Cuando se oculta tras el horizonte, al oeste, vuelves a casa y duermes.

Y eso, día tras día, año tras año. Y entonces, un día, algo muere dentro de ti. A fuerza de mirar, día tras día, cómo el sol se eleva por el este, cruza el cielo y se hunde por el oeste, algo, dentro de ti, se quiebra y muere. Y tú arrojas el arado al suelo y, con la mente en blanco, emprendes el camino hacia el oeste. Hacia el oeste del sol. Y sigues andando como un poseso, día tras día, sin comer ni beber, hasta que te derrumbas y mueres. Esto es lo que se llama histeria siberiana.”

Murakami, Al sur de la frontera, al oeste del sol

Anuncios
  1. “Histeria Artica o Siberiana como reflejo del entorno geográfico”.
    Los viajeros que han atravesado las llanuras nevadas del noreste de Siberia más de una vez se han enfrentado a un trastorno nervioso, ahora conocido como Histeria del Ártico. La ciencia médica por ahora solo conoce el nombre. La psicología no ha abordado prácticamente sus peculiaridades. Los antropólogos que son los que más se han ocupado de la vida de la gente en Siberia lo ha abordado pero con poca profundidad dejando para otras generaciones el estudio de los aspectos espirituales y psicológicos de aquellos pueblos. Los viajeros que tanto han contribuido a conocer la vida de esas gentes con pinturas artísticas, han tenido no poco interés en esa misteriosa enfermedad y han hecho excelentes descripciones de sus síntomas, pero nadie se ha detenido en el análisis en profundidad de sus causas. Los geógrafos aunque parece raro apenas se han ocupado de esta importante cuestión, mirando nosotros un poco más allá diremos que ese azote de las tribus del norte es producto del medio en que se ven forzados a vivir y las dificultades al afrontar la lucha por la pervivencia.
    ¿Cuál es la característica más significativa de esta misteriosa enfermedad? ¿Cómo se manifiesta y entre qué gente? ¿Cuáles son sus horrores? Para constar todas esas preguntas, vamos a ver el trabajo de uno de los más distinguidos viajeros. S.P. Krasheninnikov (1755), miembro de la expedición de Behring, estivo entre los viajeros afectados por esa enfermedad.
    Vol. V Abril, 1924 N º 2
    “Histeria Artica o Siberiana como reflejo del entorno geográfico”.
    Stanislaus Novakovsky
    Universidad de Clark
    http://jmcaleroma.blogspot.com.es/2008/04/histeria-siberiana-ii.html

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: