Angélica Lidell: Perro muerto en tintorería: los fuertes

¿Y ahora? Ahora que vivís completamente seguros, ahora que os han librado de todos los enemigos, por fin, de todos los enemigos, ahora, no sabéis cómo administrar vuestra debilidad, vuestra avidez de sufrimiento, vuestra culpa, vuestros deseos, vuestra ruindad y vuestros insultos.

  • El teatro es una batalla entre dos mentirosos: el hipócrita y el puto actor. El puto actor puede desprenderse de su máscara. El hipócrita, es decir, el público, no. El público es hipócrita, 4 el público es la cultura. La cultura es hipócrita. Y yo soy el encargado de luchar contra la cultura. El arte debe luchar contra la cultura. Mi rabia, mi rencor, mi malestar deben luchar contra la cultura. Hago humanismo, porque el humanismo consiste en rebelarse contra todo aquello que lesiona al hombre, y que un perro cobre más que un puto actor lesiona seriamente al hombre.
  • y siempre corro el riesgo de ser expulsado. También corro el riesgo de ser admitido.
  • seremos capaces de entender la política exterior de los Estados Unidos, es decir, seremos capaces de entender nuestra infinita habilidad para convertir en tópico y en obviedad lo que debería ser un escándalo ininterrumpido, es decir, seremos capaces de entender nuestra infinita habilidad para relativizar el sufrimiento humano,

– Subrayado en la página 2 | Pos. 27-35  | Añadido el martes 22 de diciembre de 2015 19H11′ GMT+02:00

Anuncios
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: