Carlo M. Cipolla – Las leyes fundamentales de la estupidez humana

25 de agosto de 2014 18H11′ GMT+01:00

Siempre e inevitablemente cada uno de nosotros subestima el número de individuos estúpidos que circulan por el mundo

  • La primera Ley Fundamental de la estupidez humana afirma sin ambigüedad que: Siempre e inevitablemente cada uno de nosotros subestima el número de individuos estúpidos que circulan por el mundo
  • los hombres no son iguales, de que algunos son estúpidos y otros no lo son, y de que la diferencia no la determinan fuerzas y valores culturales sino los manejos biogenéticas de una inescrutable Madre Naturaleza.
  • la Segunda Ley Fundamental, que dice que: La probabilidad de que una persona determinada sea una estúpida es independiente de cualquier otra característica de la misma persona.
  • De cualquier acción, u omisión, cada uno de nosotros obtiene una ganancia o una pérdida, y al mismo tiempo proporciona una ganancia o una pérdida a algún otro. Las ganancias y las pérdidas pueden ser ilustradas oportunamente por una gráfica, y la figura 1 muestra la gráfica base utilizable para este fin. La grafica se refiere a un individuo, al que llamaremos T.
  • todos los seres humanos están incluidos en una de las cuatro categorías fundamentales: los incautos, los inteligentes, los malvados y los estúpidos.
  • Una persona estúpida es una persona que causa un daño a otra persona o grupo de personas sin obtener, al mismo tiempo, un provecho para sí, o incluso obteniendo un perjuicio.
  • En todo caso, un punto debe quedar claro. Al considerar la acción de T, y al valorar los beneficios o las pérdidas que T obtiene, se debe tener en cuenta el sistema de valores de T; pero para determinar la ganancia o la pérdida de C es absolutamente indispensable tomar como referencia el sistema de valores de C, y no el de T.
  • Cuarta Ley Fundamental, que afirma: Las personas no estúpidas subestiman siempre el potencial nocivo de las personas estúpidas. Los no estúpidos, en especial, olvidan constantemente que en cualquier momento y lugar, y en cualquier circunstancia, tratar y/o asociarse con individuos estúpidos se manifiesta infaliblemente como costosísimo error.
  • Esta ley afirma que: La persona estúpida es el tipo de persona más peligrosa que existe. El corolario de la ley dice así: El estúpido es más peligroso que el malvado.
  • Las personas estúpidas ocasionan pérdidas a otras personas sin obtener ningún beneficio para ellas mismas. Por consiguiente, la sociedad entera se empobrece.
Anuncios
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: