La estafa piramidal de las denuncias falsas

La realidad es muy diferente, tal y como recoge la Fiscalía General del Estado (FGE) en sus Memorias. Concretamente, en la Memoria de 2014 (página 311), resume los casos abiertos por posibles denuncias falsas en los últimos cinco años (2009-2013), y suponiendo que todos terminen en condena representarían un 0’010% del total de denuncias. Es decir, un porcentaje que demuestra que existen, nunca se ha dicho lo contrario, pero que su realidad es mínima, y muy alejada de ese 80% que el posmachismo se empeña en mostrar para atacar a las mujeres y desvirtuar la realidad de la violencia de género. Todo es tan absurdo que quienes dicen que “no se respeta la presunción de inocencia de los hombres”, directamente condenan sin pruebas ni juicio a todas esas mujeres como autoras de un “delito de denuncias falsas”. Por cierto, la propia FGE, en este caso en su Memoria de 2012 (página 642) recoge que la “no condena” o la “prueba insuficiente” no equivalen a denuncia falsa.

Gr_Lorente

Pero si fuera poco la demostración de la manipulación en los números, veamos que las palabras tampoco se corresponden con la realidad, y que esa utilización de la denuncia para “quedarse con la casa, la paga y los niños” no es cierta. Tomando los datos del Informe del CGPJ de 2013, vemos que el porcentaje de decisiones sobre custodias adoptadas en los Juzgados de Violencia sobre la Mujer representa el 3’3%. Y si nos vamos a las medidas civiles derivadas de las órdenes de protección, comprobamos que del total de denuncias se adoptaron decisiones sobre la atribución de la vivienda en el 3’4%, sobre las suspensión del régimen de visitas en el 0’5%, con relación a la suspensión de la patria potestad en el 0’06%, sobre la suspensión de la guarda y custodia en el 1’1%, y con referencia a la prestación de alimentos en el 4’1%.

Todas estos casos en los que se adoptaron medidas civiles representan el 9’1% del total de denuncias, demostrando que no es cierto que las mujeres utilizan la denuncia como un instrumento para obtener beneficios con relación al uso del domicilio, la custodia de los hijos e hijas, o de carácter económico a través de la prestación de alimentos. Las mujeres ponen la denuncia porque están sufriendo violencia y porque quieren salir de ella.

La realidad de la violencia de género viene caracterizada por lo contrario: Por la no denuncia (sólo se denuncia un 22% del total), y por la falta de recursos para mejorar la respuesta judicial.

vía La estafa piramidal de las denuncias falsas.

Anuncios
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: