Brecht y la ciencia

Quizá descubráis con el tiempo todo lo que haya que descubrir, pero vuestro progreso será sólo un alejamiento progresivo de la Humanidad. El abismo entre vosotros y ella puede ser un día tan grande que vuestros gritos de júbilo por alguna nueva conquista sean respondidos por un griterío de espanto universal”.

Para llegar a este punto Bertolt Brecht ha puesto en boca Galileo sus propias preocupaciones acerca lo que estaba siendo la ciencia contemporánea, sobre la mercantilización del conocimiento científico y su alejamiento de las fatigas de los hombres de abajo:
“Si los científicos, intimidados por los poderosos egoístas, se contentan con acumular Ciencia por la Ciencia misma, se la mutilará y vuestras nuevas máquinas significarán sólo nuevos sufrimientos. Quizá descubráis con el tiempo todo lo que haya que descubrir, pero vuestro progreso será sólo un alejamiento progresivo de la Humanidad. El abismo entre vosotros y ella puede ser un día tan grande que
vuestros gritos de júbilo por alguna nueva conquista sean respondidos por un griterío de espanto universal”.
Así el científico se hace reflexivo y, en su filosofar autocrítico sobre lo hecho,no sólo descubre el poder real de la ciencia en la sociedad, en la lucha entre las clases, sino también la deontología, lo que significa la ciencia con conciencia, que hay más cosas en el mundo que la ciencia misma:
“Como científico, tuve una posibilidad excepcional. En mi época, la Astronomía llegó a la plaza pública. En esas condiciones muy especiales, la firmeza de un hombre hubiera podido provocar grandes conmociones. Si yo hubiera resistido, los hombres dedicados a las ciencias naturales hubieran podido desarrollar algo así como el juramento de Hipócrates de los médicos:¡la promesa de utilizar la Ciencia únicamente en beneficio de la Humanidad! Tal como están lascosas, lo más que se puede esperar es una estirpe de enanos inventores, que podrán alquilarse para todo. Además, he llegado alconvencimiento, Sarti, de quenunca estuve verdaderamente en peligro. Durante algunos años fui tan fuerte comola autoridad. Y entregué mi saber a los poderosos para que lo usaran, no lo usaran o abusaran de él, según conviniera mejor a sus fines. He traicionado a mi profesión.Un hombre que hace lo que yo he hecho no puede sertolerado en las filas de laCiencia”.
Haciendo pensar a Galileo sobre su propio caso, ymuy probablementellevando en la cabeza el ejemplo del viejo Einstein, quien, con Leo Szilard, empujóa las autoridades norteamericanas a fabricar la bomba atómica para protestar luego por su utilización sobre las poblaciones de Hiroshima y Nagasaki y por la carrera armamentista, Brecht rechaza el progresismo ingenuo , advierte de las complicaciones de la vieja función prometeica de la ciencia, llama la atención sobre su función social presente y futura y obliga al es pectador a pensar sobre la distancia que, a pesar de los progresos científicos , sigue habiendo entre el conocimiento que se tiene del movimiento de los astros y el conocimiento que el pueblo tiene de los movimientos de los que mandan.

http://www.upf.edu/materials/polietica/_img/brecht.pdf

Anuncios
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: