Hollywood y el ejército estadounidense

http://www.jotdown.es/2013/10/hollywood-y-el-ejercito-estadounidense/

  • en 1949 el Pentágono redactó un manual (A Producer’s Guide to U. S. Army Cooperation with the Entertainment Industry) que establecía las bases de la colaboración entre el ejército y la industria del cine y creó una oficina que se encargaría de aplicarlo. Hoy en día tiene hasta página web , donde muestran los requisitos que una película, serie, videojuego o vídeo musical debe cumplir para contar con la ayuda del ejército estadounidense: – La producción debe contribuir a aumentar la comprensión pública de las Fuerzas Armadas y el Departamento de Defensa. – La producción debería ayudar a los programas de reclutamiento y retención de las Fuerzas Armadas. – La producción debe ser auténtica en su retrato de las personas, los lugares, las operaciones militares reales o eventos históricos. Las representaciones ficticias deben mostrar una interpretación posible de la vida militar, operaciones y políticas. – La producción no debe aparecer para disculpar o apoyar actividades de particulares u organizaciones que sean contrarias a la política de gobierno de los EE. UU. – El productor debe estar de acuerdo en firmar y cumplir el acuerdo de producción y DODI5410.16 (recibirá copias de ambos documentos al comienzo de la colaboración). – Los activos militares solicitados deben estar disponibles cuando sea necesario. De manera que si una producción supuestamente reúne estas condiciones tendrá acceso a bases militares, submarinos y portaaviones que utilizar como escenarios de rodaje, podrá utilizar helicópteros, tanques o cualquier otro vehículo o arma durante la filmación e incluso dispondrá de los propios soldados como extras de la filmación.
  • La película 13 días, sobre la crisis de los misiles de Cuba mostraba una imagen muy negativa del alto mando militar, dispuesto a embarcarse en una guerra nuclear, por lo que se descartó cualquier colaboración. Pero dicha película se basó en las grabaciones de audio de las reuniones en la Casa Blanca, por lo que sus diálogos eran estrictamente reales.
  • la lisonja puede llegar a límites obscenos

Anuncios
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: