Cuadernos renta básica n11. Sobre la ILP en Extremadura.

 

  • cuando se habla de renta básica florecen los abogados del diablo
  • se está sustituyendo el régimen de democracia representativa por el régimen de democracia tecnócrata o gerencial. 8
  • administraciones catalanas (no me entero bien cual) tienen un acuerdo con Volkswagen por el que han de aportar, cuando los beneficios anuales no alcanzan lo esperado, esa cantidad. 9   ¿¡¡!!??
  • El 44% de los contratos temporales dura menos de un mes. Por cada 1,03 millones de contratos que se firman al mes, el 92,7% son temporales. La tasa de temporalidad está en torno al 25%, pero la de la edad 25-25 es del 64,8%, mientras que la de la U.E. es de un 38%
  • José Iglesias Fernández: Malthus odiaba a los pobres, Marx la pobreza. Kaosenlared
  • Documental “no a la venta” observatorio de RSC (responsabilidad social corporativa)
  • Consumers International publicó en 2012 un estudio sobre la RSC de los supermercados europeos, concluyendo que las iniciativas de responsabilidad social han fracasado debido a su carácter voluntario, la inexistencia de una verificación efectiva y la falta de un sistema de sanción y cumplimiento efectivo.
  • En verdad la bondad que se mira a sí misma en el espejo se convierte en piedra. Jalil Gibrán, 1923.
  • Distinción entre valor de usa y valor de cambio. Donde la economía de mercado se basa en la segunda (centrada en el dinero) y el análisis económico nos descubre el valor de uso como auténtico significado de la producción humana.

Dejo de lado, momentáneamente, el problema de la libertad, que se plantea de modo diferente en ambos sistemas. Antes debemos aclarar un concepto que se ha introducido en el texto: subrayo la palabra ‘utilidades’. Proviene del liberalismo progresista del XIX, pero concuerda con los fundamentos marxistas del análisis económico. A mi juicio ese concepto debe orientar las investigaciones económicas para la superación del capitalismo; viene expuesto en la sección primera, volumen primero, de El Capital de Marx, titulada ‘Mercancía y Dinero’. Se estudia aquí la distinción entre valor de uso y valor de cambio. Mientras que la economía de mercado se basa en el valor de cambio, realizado a través del dinero y contabilizado por unidades monetarias, el análisis económico nos descubre el valor de uso como auténtico significado de la producción humana. Buena parte de las anomalías que produce la economía capitalista, deriva de estar centrada exclusivamente en el factor mercado y el valor de cambio, ignorando que el dinero es un instrumento para el bienestar humano, no el objetivo de la producción. La producción económica es creación de valores de uso para la vida humana, pues queremos trabajar para vivir bien, y no para la valorización del capital.

En la contabilidad económica de la ciencia mercantil, el valor de uso desaparece en virtud del valor de cambio –del mismo modo, que el capital parece producir la riqueza sustituyendo al trabajo en el imaginario colectivo-. Los precios, como medida del valor económico de las mercancías, determinan los procesos económicos independientemente del valor de uso. El dinero y sus flujos se convierten en agentes fundamentales de la producción, desvalorizando el trabajo humano y sus capacidades creadoras. Con el fetichismo de la mercancía se nos aparece la riqueza como un fruto del dinero y el mercado, y no como el producto del trabajo humano o como disponibilidad de la naturaleza terrestre. Pero la actual evidencia no muestra que el hiperdesarrollo de los mecanismos de intercambio en el mercado –dinero, capital financiero y comercial, instrumentos crediticios, etc.-, es responsable de habernos traído hasta esta situación insostenible.

El dinero no se come, no calienta, no abriga, no viste, etc., sólo sirve para adquirir los objetos que se comen, calientan, abrigan, visten, etc. Por tanto una Renta Básica, que no es más que dinero, no resuelve los problemas de la vida cotidiana: lo que la gente necesita para vivir está producido por el trabajo humano, o bien generado gratuitamente por la naturaleza, y lo que necesitamos es una organización justa de la producción y la distribución de los valores de uso; en caso contrario, los ciudadanos podrían encontrarse con una Renta Básica formulada en términos monetarios con la que no se podría comprar nada, porque no habría nadie para producir los valores de uso que se pueden adquirir con ella.

 

  • La producción de valores de uso por la fuerza de trabajo femenina en la sociedad patriarcal, es un ejemplo de una economía, llamada doméstica, que si bien está subordinada al orden del sistema capitalista, no depende directamente del mercado, ni del dinero y el valor de cambio. ¿Podría generalizarse esta forma de producción económica a gran escala, para constituir un modo de producción alternativo al capitalismo? ¿Cuáles serían las condiciones para que se pudiera desarrollar tal forma económica? Tenemos que añadir lo obvio: que la sociedad ejerce un grado de violencia sobre las mujeres, para que asuman el rol que tienen asignado. Como sucede en casi todas las instituciones sociales, este sector de la economía combina la coacción y el consenso entre los estímulos para la actividad productiva. Las investigaciones realizadas bajo el paradigma feminista bien pueden arrojar luz sobre esta cuestión.
  • El Informe Planeta Vivo, de ADENA-WWF, señalaba en el 2008 que Cuba es el único país del mundo en mantener un alto desarrollo humano –según los parámetros de la ONU-, siendo al mismo tiempo sostenible ecológicamente –según los parámetros de ese Informe-. En un Informe Planeta Vivo más reciente 2010 se muestra como la reciente evolución de la economía cubana hacia el mercado, aumenta el desarrollo humano, pero la saca fuera del marco de la sostenibilidad.
  • En una de las evaluaciones de la Asamblea de Paradas de Gasteiz surgió la necesidad de reconocer que la gente de nuestros barrios no desea la revolución, el cambio profundo de la realidad, la transformación… y que no tenía sentido seguir con la cantinela de que estas vecinas se iban a sumar a nuestros guapísimos grupos, por muy elaborado que fuese nuestro discurso.

Aquello era durillo de digerir, pues implicaba otra mirada, otra forma de estar y actuar. Lo hablamos con las compas de Baladre y nos tiramos unos añitos dándole vueltas al temita. Lo que más nos angustiaba era la evidencia de que nuestros grupitos de diez o veinte personas, por muy militantes que sean, no pueden conseguir el verdadero cambio estructural que necesitamos. Luego vinieron múltiples encuentros con compas de Alemania, Dinamarca, Austria, Holanda… compartiendo con ellas (activistas de esos países) nuestras dudas y preocupaciones. Así hasta que decidimos asumir la realidad, partiendo de ella para generar relaciones sanas y sinceras con esas vecinas, que nos llaman buena gente pero que no desean participar de nuestros procesos y búsquedas.

Así nacen LOS PUNTOS DE INFORMACION Y DENUNCIA sobre realidades diferentes en los barrios periféricos. Y esta es la primera propuesta que deseo aportar. Esta propuesta se ancla en algo tan fundamental como mantener relaciones con otras, con nuestras vecinas, quienes desde el sufrimiento y el malestar demandan información y apoyo puntual, plantean la necesidad de una disponibilidad ocasional a luchar por ellas. Y poquito más.

Estas iniciativas, los puntos de información y denuncia, suponen la puesta en marcha de espacios de relación basados en poner en común lo más básico que se posee: información. Por un lado, la información de la vivencia del dolor y la carencia y, por otro, la posibilidad de compartir el conocimiento sobre los resquicios del sistema. Cuando una lleva viendo estos procesillos y prácticas en los últimos 30 años, se da cuenta de la importancia de esta relación. De estos encuentros y enredos sacamos información, un mayor conocimiento de la realidad y en ocasiones simpatías, afectos. Nuestros grupos trabajan esta información, para convertirla en lo más elemental que se puede hacer actualmente en un país central: VISUALIZAR EL FRACASO DEL CAPITALISMO, señalar la carencia, el dolor, el malestar, la necesidad, DESVELAR LA INJUSTICIA. Mostrar la cara oculta del Capitalismo, su fracaso cotidiano y estructural, ejemplo de la injusticia, de la carencia, del dolor.

  • Igual que la prestación por desempleo, el paro, fue revolucionario en el momento de su implantación.

 

Anuncios
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: